viernes, 1 de agosto de 2014

Cerramos por vacaciones



Ha llegado un nuevo verano, el cuarto desde que D’Picoteo vio la luz. Un tiempo que ha pasado volando y en el que no hemos parado de crecer, tanto en contenidos como en amigos que nos siguen y nos dan fuerzas para continuar. Es momento de dar las gracias desde aquí, pero también de tomarnos un respiro. Tras una intensa temporada en la que además de escribir mucho para el blog han surgido multitud de colaboraciones en distintos medios, hemos tomado la decisión de, por primera vez, cerrar por vacaciones. Será por muy poco tiempo y prometemos volver con fuerzas renovadas y cantidad de experiencias que compartir. Regresaremos en septiembre con algo de Barcelona y Almería, seguro que mucho de Cádiz y un viaje que seguro nos llena de sabores únicos e imborrables, Tailandia. Hasta entonces, tan sólo desearos un feliz y goloso mes de agosto. ¡Va por ustedes!

jueves, 31 de julio de 2014

Píldoras de placer: Sot



Es la penúltima aventura de Sergi Arola y promete. Se trata de un bar especializado en vermut, la bebida de moda. Está situado en la parte de abajo de su restaurante Sergi Arola Gastro, en la madrileña calle Zurbano. Un sótano que han remodelado dándole un aire cosmopolita y en el que además de varios tipos de vermut, ofrecen buenos cócteles y una carta con platos informales como la coca de hígado de pato con verduras asadas, el kebab de cordero lechal con sopa de pepino y yogur, el cebiche de rape y gambitas o sus ya clásicas y siempre ricas patatas bravas. Una nueva dirección donde pasar un buen rato picoteando entre amigos.

miércoles, 30 de julio de 2014

Que si quieres arroz Catalina. Los buenos arroces llegan a Madrid

 


En Madrid nos encanta el arroz, especialmente la paella, y lo curioso es que es realmente difícil encontrar un sitio en la capital donde comer una decente. Apenas un puñado de restaurantes que consiguen dar con el sabor y el punto que hacen grande este plato. Por eso sorprende y alegra la apertura de Que si quieres arroz Catalina, una nueva arrocería donde esta vez sí, se hacen las cosas bien gracias al empeño de dos empresarios y de su fichaje Rafa Morales, discípulo de Ferran Adrià y estupendo cocinero.


Se encuentra situada en la Casa de Campo, en el Palacio de la Misión, un edificio con varios salones y un gran patio circular a modo de terraza cubierta que resulta de lo más agradable. La decoración, clásica con toques actuales, convierte al local en un espacio ideal tanto para ir con la familia como con amigos o en pareja. En su carta sencillos pero bien tratados entrantes y una serie de arroces, tanto secos como caldosos y fideuá. Además, interesantes menús como el Catalina, que incluye entrantes, paella y postre por tan sólo 25 euros.


Comenzamos los aperitivos con unas ricas brochetas de encurtidos y almendras tostadas a los que sigue una esferificación de aceituna. Entramos en materia con la merluza en salmuera con soja y jengibre. El pescado crudo, el láminas y con un aliño a su medida. Llega a continuación un hummus de garbanzos con langostinos y huevas de salmón de agradable textura y delicioso sabor, y unos calamares fritos tiernos y sin nada de grasa. Terminamos el picoteo con un bocado tan clásico como exquisito, el matrimonio. 


Momento para nuestra paella, una de las demandadas y con toda la razón, el arroz del Señorito Madrileño de gambas, calamares y pulpitos. Perfecto de punto, con un intenso sabor reflejo del uso de un fondo de altura y unos tropezones excelentes entre los que destacan unos pulpitos de gran calidad, tiernos y sabrosísimos. De postre, unos gustosos cremosos caseros de vainilla con mango y de yema con frambuesa. Para beber un agradable Neno de Viña Somoza y acompañando toda la comida unas adictivas regañás y un suave alioli al azafrán, y el contento de tener nuevos y buenos aires levantinos por aquí.

martes, 29 de julio de 2014

Píldoras de placer: The World Class Experience


Hoy nuestra píldora de placer tiene forma de guía y sabor a combinado. Una selección de coctelerías de toda España que toma forma en la página web www.worldclassexperience.es para dar a conocer algunos de estos locales, así como todo lo que rodea a este apasionante mundo. Historia, profesionales, y, por supuesto, recetas para que nos lancemos a experimentar y hacerlos en casa. Una ventana a un sector al que aún le queda mucho por decir. Una faro que estamos seguros de que seguirá creciendo convirtiéndose en una preciada referencia de consulta cuando entra la sed y apetece un cóctel.

lunes, 28 de julio de 2014

Shikku Izakaya. Sushi y paz en una agradable terraza

  


Es momento de terrazas. Algunas las conocemos y disfrutamos hace años mientras otras nacen entre el calor del asfalto madrileño. Es el caso que nos ocupa, una de las novedades de la temporada y un pequeño oasis en el centro de la ciudad, junto a la plaza de Cuzco y muy cerca del Bernabéu. Un tranquilo rincón ajardinado en el que disfrutar durante el verano de una rica comida japonesa con el sello de Shikku Izakaya.


La terraza está situada frente al restaurante, está preparada para que se pueda utilizar todo el año y cuenta con una agradable decoración de aires orientales. En la carta una gran variedad de platos japoneses que van desde los más clásicos a otros con un divertido punto de fusión. Además dos menús degustación por 50 y 70 euros, una correcta selección de vinos y una espectacular oferta de sakes perfecta para iniciarse en esta bebida tan interesante.


Comenzamos con una cerveza japonesa Sapporo y unos deliciosos mejillones de roca al vapor con jalapeños y sake. Buen producto con el mínimo tratamiento para realzar su sabor. Continuamos con las gyozas de cangrejo real, de masa delicada e interior jugoso. El pulpo con salsa de anticucho resulta un atractivo bocado de gran textura y multitud de matices que van de lo ahumado a lo picante. 


A continuación llega el sushi con el ya clásico y siempre rico nigiri de pez mantequilla con trufa. Le sigue el de lubina braseada con mantequilla de ponzu y el de toro flambeado con salsa de mostaza. Magníficos ambos, con pescado de calidad y la creatividad necesaria para darles un aire diferente. Goloso el gunkan de huevo de codorniz escalfado y trufa, con esa mezcla de sabores que tan bien funciona. Original el sushi de arroz crujiente y atún en conserva y como remate un suculento nigiri de foie con chutney de mango.


Pasamos a al uramaki de carabinero con huevas de pez volador, tempura y salsa picante. Sabroso juego de texturas. Y para terminar con la parte salada unas fantásticas gyozas fritas al revés con tartar de wagyu y cecina. La masa abierta y crujiente, coronada por una estupenda carne tierna y bien aliñada. De postre un helado de té matcha cremoso y de intenso sabor y para beber durante toda la comida un sake Tenki del productor Asahara Shuzo. Un Junmai Daiginjo floral, delicado y elegante. Tan ideal como esta terraza para gozar de las noches de estío.

viernes, 25 de julio de 2014

Carpaccio de manitas con boletus




Pues como lo prometido es deuda, aquí estamos hoy con la prometida receta de Joan Roca, un delicioso carpaccio de manitas de cerdo. Puede parecer complicado, pero sólo es un poco laborioso. Es importante escaldar bien las manitas antes de cocerlas y deshuesarlas templadas para que no se endurezcan y nos resulte imposible. Para conseguir unas láminas muy finas de carpaccio, es ideal una máquina corta fiambres, pero se puede hacer perfectamente a mano con un cuchillo bien afilado. Además es un plato ideal para hacer cuando tienes invitados porque puedes prepararlo con tiempo para darle el golpe final de calor y servir. 

Ingredientes 4 personas: 5 manitas de cerdo, 200 gr. de boletus, 70 gr. de zanahoria, 70 gr. de nabo, aceite de oliva, vinagre, piñones y cebollino.

Picamos el nabo, la zanahoria y los hongos, los cubrimos con aceite de oliva y los confitamos hasta que estén hechos y escurrimos.

Cocemos las manitas previamente escaldadas. Cuando están tiernas retiramos del fuego, las deshuesamos antes de que se enfríen. 

Rellenamos cuatro de las manitas con la mezcla de boletus, nabo y zanahoria, envolvemos en film transparente dándoles forma cilíndrica y congelamos. 

La otra manita la cortamos en trocitos y la mezclamos con los boletus y las verduras que nos han sobrado de rellenar las manitas. Con esta mezcla, aceite de oliva, vinagre, unos piñones tostados y cebollino hacemos una vinagreta. 

Descongelamos las manitas y antes de que se descongelen del todo las cortamos en láminas muy finas (mejor con un corta fiambres). Las disponemos en un plato a modo de carpaccio y justo antes de servirlas las ponemos un par de minutos bajo el grill del horno. Finalmente salseamos con la vinagreta.

jueves, 24 de julio de 2014

Píldoras de placer: Wineissocial



Nos hicimos socios en sus inicios más por curiosear que por otra cosa y sin mucha intención de permanencia. Sin embargo fue pasando el tiempo y nos atrapó, porque Wineissocial no es un club de vinos al uso. Una selección mensual de dos etiquetas adaptadas a tus gustos por 19,99 euros, con la flexibilidad de poderlas cambiar e incluso de saltarte meses. Además una tienda en línea con una selección permanente, ofertas y ventas especiales por zonas, tipologías… Pero lo mejor es que te descubren vinos realmente interesantes. Diferentes, de calidad y con unos precios muy buenos.